El Reino de León

 Siglos IX y X INICIOS

La ciudad de León fue incorporada al reino de Asturias a mediados del siglo IX gracias a Ordoño I en 856,quien reconstruye las murallas de la ciudad. León sería un punto estratégico por su historia y porque era una población al sur de la cordillera cantábrica así como un centro neurálgico del territorio astur, cuya capital se había encontrado en las guerras contra los romanos veinte kilómetros al sur, en la ciudad de Lancia. Su hijo, Alfonso III el Magno recuperará el territorio leonés para los astures.

El Expansionismo Leonés Sº XI y XII

El reino de León se expande hacia el Duero y el Sistema Central hasta la actual Extremadura, pero la falta de repobladores hace que sea una tierra de nadie. El reino de León logra hitos como la dotación de fueros de Alfonso V, la creación de un arte de repoblación leonés y un gran desarrollo de los sistemas administrativos.

En el siglo XI, Sancho III El Mayor de Navarra adquiere el Condado de Castilla como herencia. En 1035 deja dicho condado a su hijo Fernando. Fernando I estaba casado con Sancha, hermana, a su vez, de Bermudo III de León. Fernando provoca una guerra en la que muere el soberano leonés en la batalla de Tamarón contra la coalición castellano-navarra. Al no tener descendencia Bermudo III, su cuñado (Fernando I) se apropia de la corona leonesa esgrimiendo los derechos de su mujer, tomando el título de rey de León con gran oposición entre los leoneses, que no quieren ver convertido en monarca al hombre que ha matado a su rey. Así, Fernando vuelve a unir el condado de Castilla al reino de León. A la muerte de Fernando I en el 1065, su testamento sigue la tradición navarra de dividir los reinos entre los herederos.

  • Al primogénito, Sancho II (quien, en puridad, debería ser llamado “Sancho I de Castilla), se le lega el condado de Castilla con título regio: así nace el reino de Castilla.

 

  • A Alfonso VI, el favorito según las crónicas, se le otorga el territorio aportado por la madre: León, que disfruta de las mejores y más valiosas parias musulmanas.

 

  • Al tercero, García, se le entrega Galicia y la ciudad de Coimbra, la primera ciudad musulmana conquistada.
  • A su hija mayor Urraca le deja la gran ciudad de Zamora.
  • A su hija Elvira le deja la ciudad de Toro.

 

Sancho II de Castilla, no conforme con el reparto, pues su hermano menor obtiene el reino más importante, comienza una guerra. Junto con Alfonso VI conquista Galicia. Sancho no contento con Castilla y media Galicia, ataca a su hermano y ocupa León con la ayuda de El Cid. Gracias a Urraca, en Zamora se refugia el grueso del ejército leonés, al que Sancho pone cerco; será el famoso cerco de Zamora, donde el rey castellano es muerto por el noble leonés Vellido Dolfos, retirándose las tropas castellanas. De este modo Alfonso VI recupera todo el territorio, gobernando como Rey de León, Castilla y Galicia.

En el reinado de Alfonso VI se consolida el poder del monarca leonés sobre Castilla, siendo reconocido «Emperador de los Reinos Hispanos» por el papa Gregorio VII, dichos reinos reconocerán la superioridad del rey leonés, surgiendo así el «Imperio leonés». Además, con Alfonso VI se produce un acercamiento al resto de reino europeos, especialmente a Francia, casa a su hija Urraca con Raimundo de Borgoña (1090) y más tarde a Teresa con Enrique de Borgoña (1095). En el concilio celebrado en Burgos en el 1080 se sustituye el rito mozárabe, usado hasta entonces en León, por el romano.

 

En la época de Alfonso VII El Emperador (1126-1157), reyes de toda la península ibérica y sur de Francia se declaran sus vasallos. Poco a poco la idea imperialista leonesa entra en un rápido declive y en no mucho tiempo se extinguirá; así tras una etapa de esplendor imperial la unidad se desvanece, desapareciendo también el título de emperador de León.

Tras esta desaparición los estados cristianos peninsulares consolidan sus respectivas independencias, pues ya bajo Alfonso VII, Portugal se independiza de León, creando un reino gobernado por la hija de Alfonso Teresa casada con Enrique de Borgoña, y se recrudecen las luchas fronterizas con Castilla, y a su muerte, el hijo de Alfonso, Fernando II hereda el reino de León, y Sancho III el de Castilla.

Su sucesor, Alfonso IX, se convierte en uno de los más afamados monarcas del reino de León. Bajo su mandato se convocan las Cortes Leonesas de 1188, primeras cortes europeas en las que participa el tercer estado. En ellas se reconoce la inviolabilidad del domicilio, del correo, la necesidad del rey de convocar Cortes para hacer la guerra o declarar la paz, y se garantizan numerosos derechos individuales y colectivos. A estas Cortes le seguirán las de Benavente (1202) en las que se fijarán los principios y derechos económicos del reino de León y sus habitantes, y otras nuevas en León un lustro después.

 

Con Alfonso IX el reino se extiende por Extremadura, logrando una gran expansión territorial. El S. XIII va a ser un periodo en que los reinos peninsulares viven un auge de los sentimientos nacionalistas. La expansión territorial de los reinos de Portugal y Castilla, que amenazaban con cerrar la salida al sur del reino de León y la pretensión de los reyes de Castilla de anexionarse el reino provocó constantes conflictos bélicos entre los reinos de León, Portugal y Castilla. Estas guerras tenían como aliados ocasionales a los reinos de taifas, que participaban alternativamente del lado de cualquiera de los reinos cristianos. Consecuencia directa de ello será que el reino de León no participe en la batalla de Las Navas de Tolosa, llegando por ello a ser excomulgado el soberano leonés por el Papa. A su muerte, el rey ordena mantener la independencia de León, declarando herederas a sus hijas, y garantes de la misma a las órdenes de caballería. Sin embargo, Fernando III de Castilla, contraviniendo el testamento de su padre y vulnerando los derechos legítimos de la joven reina viuda, se anexiona el reino de León colocándolo ante la perspectiva de una guerra. Alfonso IX también crea un Estudio General que en tiempos del Alfonso X de Castilla se convierte en la actual Universidad de Salamanca.